Té de árnica: cómo se prepara y qué beneficios tiene

El árnica es una planta curativa que sirve para desinflamar golpes leves, gracias a sus poderosas propiedades que facilitan la cicatrización de heridas leves, esguinces, torceduras, luxaciones, estimula la circulación sanguínea, aliviar dolores musculares y articulares. 

El poder de esta planta la podemos encontrar a la venta ya en distintas presentaciones como pomadas, cremas, aceites, geles o ungüentos que son productos efectivos y que podemos adquirir en cualquier supermercado o farmacia.

También se encuentra el té de árnica, este aporta muchos beneficios a nuestra salud que tal vez muchos de nosotros desconocemos, pero para que este se prepare y funcione de forma correcta es importante seguir los siguientes pasos: 

Lo primero que tenemos que hacer es agregar 250 ml de agua en un recipiente y ponerlo en la estufa a fuego lento. Después agregar un puño de la planta de árnica natural y esperar hasta que hierva durante aproximadamente 15 minutos. Para finalizar debes dejar reposar el té por 10 minutos para que así tenga más consistencia y estará listo para beber.

Si el sabor del té no llegará a agradarte, puedes agregarle una cucharada de miel natural, está aportará el sabor dulce que le hace falta. También es una gran opción para adelgazar o “reducir la pancita”, recuerda que el té cuenta con propiedades antiinflamatorias que ayudan a mejorar el tránsito intestinal y la digestión.

De preferencia es mucho mejor tomar el té de árnica en ayunas para que las propiedades de este sean mejor absorbidas por nuestro organismo. Además de beberlo, también se puede aplicar directamente en la zona del golpe, por ejemplo en algún hematoma; únicamente debes remojar un pedazo de algodón en el té y aplicarlo directamente haciendo masajes leves en la zona afectada. Estos y muchos más beneficios puede ofrecerte esta planta medicinal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *