¿Tampones, toallas femeninas o copa menstrual?

Entre las mujeres uno de los temas más comunes son el uso de productos para la higiene íntima, pues aún es complicado ir a la farmacia y decidir qué es mejor o más cómodo comprar. ¿Tampones, toallas femeninas o copa menstrual? cuál es el producto que más nos conviene o con el que nos podremos sentir más cómodas, y sobre todo con el que se podrán evitar la mayor cantidad de derrames. Aquí te diremos los pros y contras de estos productos para que puedas hacer la mejor elección.

Toallas femeninas

Las toallas femeninas o toallas sanitarias, son fáciles de usar sobre todo cuando se trata de la primera menstruación, además que de se pueden conseguir en cualquier tienda de la esquina, en el super o en la farmacia.

Pros

  • Su uso no es invasivo en comparación con los tampones o la copa que deben ser insertados en el cuerpo. 
  • Son de fácil aplicación, ya que solo se deben colocar en la parte interior de la pantaleta. 
  • Cómodas para las mujeres que tienen la menstruación por primera vez. 
  • No hay riesgo de un shock tóxico en comparación con el uso de tampones. 
copa menstrual vs toallas femeninas

Contras 

  • Hay más rozaduras o irritaciones. Si eres de piel sensible o realizas muchas actividades durante el día, las probabilidades de tener una rozadura o una irritación se incrementan. 
  • No son biodegradables. Las toallas femeninas tardan alrededor de 500 años en descomponerse en su totalidad, y en promedio una mujer llega a utilizar cerca de 10 mil toallas durante toda su vida. 
  • Contacto con químicos. Los compuestos de una toalla femenina son tratados por una gran cantidad de químicos, y si se toma en cuenta el uso de éstas por más de 20 años, se incrementa la posibilidad de desarrollar cáncer de ovario  o cérvix. 
  • Riesgo de derrames. Al usar una toalla existen más riesgos de manchar la ropa, ya que el movimiento natural del cuerpo las puede mover de su lugar en cualquier momento. 

Tampones 

Por mucho tiempo, los tampones fueron la solución perfecta para las mujeres deportistas y con el tiempo su practicidad se fue extendiendo a la población en general. 

Pros 

  • Evitas manchas. Al contrario de las toallas sanitarias, los tampones logran absorber el flujo mucho antes de que salga, así que puedes olvidarte de los molestos derrames. 
  • No se nota. Y no es que debas sentir pena por estar menstruando, sino que en muchas ocasiones la sensación de la toalla no es muy cómoda y qué decir cuando debes cambiarla. En cambio, un tampón es mucho más sencillo de llevar. 
  • Comodidad. Un tampón colocado de la forma adecuada puede pasar inadvertido durante el día, así que puedes realizar tus actividades cotidianas sin preocupaciones. 
copa menstrual vs tampones

Contras 

  • No son fáciles de poner, sobre todo en el caso de mujeres que aún no han tenido su primera relación sexual o es la primera vez que tienen la menstruación. 
  • El uso del tampón aumenta la posibilidad de contraer el Síndrome del Shock Tóxico, sobre todo si no lo cambias de forma regular. 
  • Al igual que con las toallas, los tampones tienen una gran cantidad de químicos debido a su elaboración, e incluso son más agresivos con el cuerpo ya que están en contacto directo con las paredes vaginales. 
  • No son biodegradables, puesto que tardan cientos de años en descomponerse por completo y a eso hay que agregarle el gran número de tampones que una mujer necesita durante su vida. 

Copa menstrual

La copa menstrual ha acaparado mucha atención en los últimos años, pues su practicidad, amabilidad con el medio ambiente y sobre todo el precio, han sido factores determinantes para que las mujeres cada vez más la prefieran durante su menstruación. 

Pros 

  • Con la copa menstrual no hay riesgo alguno de padecer del Síndrome del Shock Tóxico, ya que en comparación con las toallas femeninas o los tampones, esta no absorbe el fluido sino que lo contiene. 
  • Su elaboración es a base de silicón quirúrgico, por lo que no contiene ninguna clase de químicos que puedan poner en riesgo tu salud. 
  • El uso de una copa menstrual requiere de menos cambios que con una toalla femenina o un tampón, ya que la copa solo necesita vaciarse una vez al día. 
  • El uso promedio de una copa es de hasta 10 años, por lo que estarás ayudando al medio ambiente al no generar basura proveniente de tampones o toallas sanitarias. 
  • Al igual que con los tampones, la copa evita los molestos derrames y podrás hacer cualquier tipo de ejercicio sin notar que la llevas puesta. 
copa menstrual beneficios

Contras 

  • La forma de colocación puede ser un poco incómoda, sobre todo para quienes la usan por primera vez. Pero con un poco de calma y práctica, todo tiene solución. 
  • Higiene. La limpieza de la copa puede ser complicada para quienes les resulte un tanto desagradable limpiar la copa llena de sangre, además que debe ser esterilizada tras cada periodo para evitar contraer alguna infección. 

Ahora que ya tienes más claro cuáles son los pros y contras de cada uno de los productos de higiene femenina, podrás tomar una decisión o intentar con cada una de ellas para que decidas con cuál te sientes más cómoda, pues esa será tu mejor elección. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *