Los productos que no puede faltar en un botiquín

El botiquín es nuestro útil aliado para cualquier urgencia médica imprevista que puede ocurrir en la oficina, casa o escuela, por eso es necesario saber qué medicamentos se requieren para completarlo.

Lo primero que debe contener nuestro botiquín es el material de primeros auxilios, el cual se debe tener en una caja que contenga vendas, gasas estériles, algodón, alcohol, termómetro, tijeras, toallitas desinfectantes y pinzas. Estos artículos y productos los podemos adquirir en distintas farmacias como: Farmacias Similares, Farmacias del ahorro o en Farmatodo.

Es importante tener en cuenta a los miembros de nuestra familia y compañeros de trabajo, que puedan padecer de alguna enfermedad o patología de curso crónico (hipertensión, alergias, asma o diabetes),   ya que ellos necesitan tomar medicamentos habitualmente y estos tienen que estar siempre en el botiquín.

Los medicamentos más comunes que el botiquín necesita son:

  • Paracetamol, ibuprofeno y aspirina (ácido acetilsalicílico). El paracetamol es nuestro aliado perfecto para aliviar el dolor de cabeza y baja la temperatura, el ibuprofeno nos sirve para desinflamar.
  • Omeprazol. Este medicamento nos ayuda a controlar las molestias gástricas como la acidez. Este medicamento debe ser recetado por un especialista.
  • Para tratar la molesta diarrea son los recolonizadores intestinales (lactobacilos) que son útiles para combatir la diarrea, estos deben ser recetados por un médico.
  • Para las reacciones alérgicas, los antihistamínicos son necesarios para el botiquín, solo hay que tener precaución con ellos, ya que provocan sueño.
  • Las pomadas antisépticas también son un elemento esencial que tiene que completar nuestro botiquín para ayudar a cualquier persona que llegue a sufrir alguna quemadura leve.
  • El alcohol, los desinfectantes, las vendas también son indispensables para curar cualquier herida leve que se llegara a presentar. 

Precauciones

La dosis de cualquier medicamento debe ser recetada por un especialista. Evita la automedicación.

No se deben ingerir los medicamentos que ya estén caducados.

Es útil anotar la dosis en el envase de dicho medicamento o guardar la receta para que no existan dudas a la hora de ingerirlo.

No cambies nunca los medicamentos de envase.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *