Aprende a curar las quemaduras en el hogar de forma rápida

Aprende a curar las quemaduras en el hogar de forma rápida

Las quemaduras en el hogar son más comunes de lo que podríamos imaginar, por ello es muy importante estar siempre preparado para afrontarlas de la mejor manera. Por lo anterior, es muy recomendable tener a la mano un botiquín de primeros auxilios, el cual puedes armar pieza por pieza, o bien comprar uno ya completo en tiendas como Walmart, Soriana o Farmacias del Ahorro.

Identifica el tipo de quemadura

Lo primero que debes tener en claro es qué tipo de quemadura es la que vas a tratar, ya que si se trata de algo muy leve, podrás atenderlo de forma oportuna. Sin embargo, si se trata de algo mucho más severo, tendrás que acudir con tu médico de inmediato para evitar consecuencias mayores.

Quemaduras de tercer grado

Una quemadura de tercer grado puede ser identificada porque la piel afectada se vuelve de color blanco, o en su caso como si estuviera carbonizada. Se trata de una de las lesiones más graves que provoca mucho dolor, y en la mayoría de los casos deja una cicatriz muy marcada en la piel.

Quemaduras de segundo grado

En este caso, la lesión es visible ya que la piel dañada muestra un o varias ampollas en la zona afectada. Si bien se trata de una lesión muy dolorosa, la cual requiere de atención especializada, al igual que la anterior.

Quemaduras de primer grado

Las quemaduras de primer grado, son las más comunes en el hogar y las que representan el menor de los riesgos si se trata de la forma más adecuada. Este tipo de quemadura deja en la piel afectada una pequeña marca roja, así como en algunos casos algún tipo de ampolla. Si bien se trata de una lesión un tanto dolorosa, ésta se alivia en un par de horas o días.

En caso de las quemaduras de segundo y tercer grado, lo mejor es que acudas de inmediato con tu médico o a la zona de urgencias de tu hospital más cercano para que un especialista comience con el tratamiento más adecuado.

Por el contrario, si se trata de una quemadura leve, el tratamiento que debes seguir para aliviar el malestar es muy sencillo:

1.- Aplica frío. Coloca la zona afectada por la quemadura directamente en contacto con agua fría, ya sea directo bajo el chorro del agua o bien en algún balde. De forma casi inmediata, esto ayudará a disminuir el dolor y la inflamación. En caso de que aparezca algún tipo de ampolla, evita exprimirla a fin de evitar infecciones.

2.- Cubre la zona afectada. Aplica una capa de crema como vitacilina, cubre con una gasa esterilizada y luego venda para que se mantenga firme. Repite este mismo proceso por un par de días hasta que la inflamación y el dolor disminuyan.

3.- Lava. Para mejores resultados en menos tiempo, lava con agua y jabón neutro la zona afectada, así evitarás posibles infecciones o mayores afectación en la zona de la quemadura.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *